1. Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía…
    — Gabriel García Márquez
     

  2. #Bogotá #Colombia

     

  3. Atardece en Buenos Aires.

     

  4. Insubordinación: un fragmento from Macky on Vimeo.

    'Insuburdinación: un fragmento' es una pieza experimental de videodanza, interpretada por Eduardo Puello y proveniente de la obra entera de Lobadys Pérez llamada 'Insubordinación'.

     

  5. BUENOS AIRES

     

  6. DIETRICH en el centro cultural de la recoleta. Hace tiempo.

     

  7. La Bestia de la Danza


    Recorrían la angosta calle tomados de las manos, ella miraba el pavimento mediocremente trabajado y puesto en el anden, mientras caminaban se fijaba en el detalle de las gotas de cemento a medio caer y congeladas en el tiempo por la solidificación de su textura; se habían secado ya. El miraba hacia el frente, como intentando divisar el punto de fuga que se cerraba a lo lejos del horizonte y hasta donde la mirada de sus ojos alcanzaba a llegar, su corazón ardía de pensar que sostenía una de las manos de la dueña de los ojos que no escapaban del dominio visual de su mente, sí; aunque caminaba junto a ella y se tomaban de las manos y pese al silencio de su caminata exploradora en territorio desconocido, el no pensaba en más que en la dulce y tierna melodía que entraban en sus oídos cuando ella le susurraba algo al corazón, junto a su mirada perdida. Es como si su corazón fuera el filtro entre el mundo exterior y los oídos, que luego enviarían las ondas sonoras a lo profundo del cerebro, en este caso no era su cerebro el que decodificaba las ondas sonoras y las transformaba en conocimiento; era su corazón que se había antepuesto ante toda realidad, y aunque su filtro lleno de sabiduría estaba fracturado, nunca dejó de codificar las ondas sonoras del sonido exterior para que estas llegaran como conocimiento de resignación y paz al centro de su cerebro.

    Cuando su cuerpo empezó a notar la anomalía del funcionamiento entre la dignidad, los principios, el orgullo, la inocencia, el amor, las vibraciones, el perdón, la humillación y la humildad: empezó a deteriorarse rápidamente, todo su cuerpo sufrió una caída dramática, hasta el fin, pero sus ojos nunca desfallecieron; por el contrario, cada día que pasaba se llenaban de un brillo tan contundente que los comensales que se reunían en la plaza se preguntaban si se trataba de un disfraz con dos bombillos bien iluminados en el rostro de la bestia, la bestia que no comía ni gemía, la bestia que mantenía sus ojos vivos bien abiertos, como a la espera de algo que él mismo sabría que no iba a volver, su mirada brillaba cada día más, tanto que en el instante de su muerte terrenal calló frente a la fuente de la plaza, pero el brillo de sus ojos nunca se apagó, se quedó en el suelo como petrificado pero aún iluminado por la esperanza y la fe que lo mantenían vivo. Los niños, ya acostumbrados a jugar sobre la bestia petrificada que llamaban ‘La Estatua Enamorada’,  encontraron un día un viejo retazo de papel viejo que tenía apretujado en su puño derecho, tenía escrito en una letra cursiva nada elegante y hasta fea ‘Be my love’.

    Cuando se cruzaron en sus pensamientos turbados por la agonía unas plantas con rosas intensas junto a la puerta roja que se encontraba abierta, el hombre con la mirada en el punto de fuga se dio cuenta que la chica que lo acompañaba y le hablaba dulcemente ya había desaparecido. A donde fuera que la buscara con la mirada ya no la pudo encontrar, pero en la casa de la puerta roja y la enredadera con rosas hermosas sonaban unas músicas aún más dramáticas que sus pensamientos, cuando entró a la gran sala del lugar vio a la bestia de la danza que expulsaba todos los demonios de las almas turbadas que se sometían a ella, la bestia de la danza se encontraba exorcizando a todos los bailarines, los demonios huían gritando de dolor y por eso la llamaban ‘La Bestia de la Danza’, que en realidad era un ángel que los echaba en el nombre de Dios. El se quedó por siempre en esta casa cálida y fresca, junto a ‘La Bestia de la Danza’, con el ángel con el que hacía un pacto diario en oración y entrenamiento. Se quedó allí hasta que su mirada seca y sin vida volviera a brillar.

     

  8. NIÑOS DEL AMAZONAS

     

  9. NIÑOS DEL AMAZONAS

     

  10. De la serie ‘Radiografía de una Ciudad Sociedad’: Suiza, Campo abierto.

    Schweiz - Switzerland

     

  11. De la serie ‘Radiografía de una Ciudad Sociedad’: Buenos Aires, La Matanza.

     

  12. Pronto mi última serie fotográfica: ‘Híbrido

     

  13. Pasión

     

  14. Fantasma Díptico

     

  15. Konstanz